► Alasita y el Ekeko PDF Imprimir E-mail
Lunes, 01 de Febrero de 2016 22:02

01 de febrero

 

En Bolivia sin duda existe una diversidad de fiestas que caracterizan a cada departamento, en La Paz una destacada es “Alasita”, que en aymara significa “Cómprame”, esta fiesta singular inicia cada 24 de enero y consiste en una feria de una infinidad de miniaturas, que representan aquello que se quiere tener en realidad. 

Cada 24 de enero desde muy temprano, las personas acuden a la feria para adquirir las miniaturas, que generalmente son billetes de dinero, vehículos, terrenos, casas y artículos e insumos alimenticios para el hogar, también encontramos miniaturas referentes a las actividades de trabajo como albañilería, carpintería, plomería, etc. por otro lado también se encuentran títulos de bachiller, técnico-medio, técnicos superior y universitarios.  El costo depende del tamaño o de la calidad de la miniatura: cuanto mayor es el gasto mayor es lo que se anhela por esta razón no se debe regatear.  Una vez adquirido lo necesario, se procede a la ch’alla (ritual andino que incluye una rociada con alcohol, pétalos de flores, sahumerios y oraciones) a cargo de un o una yatiri. 

Alasita 01 Alasita 02

Esta fiesta – feria es muy antigua se la realiza en honor al “Ekeko”, el Dios de la fortuna y prosperidad, quién materializará los deseos en el transcurso del año. De las investigaciones de Carlos Ponce, se deduce que el Ekeko, es un dios prehispánico que posiblemente se remonta al período clásico de la cultura Tihuanacu, (200 A.C – 700 D.C), que ejercía amplio dominio sobre el fuego del cielo y que según otros investigadores como Rowe tenía relación con el trueno y el rayo.  La fiesta se celebraba durante el solsticio de verano, pero en 1781 Sebastián Segurola, gobernador intendente de La Paz, estableció la fiesta un 24 de enero en acción de gracias a la Virgen de La Paz.  

El Ekeko es un hombre regordete, tiene bigotes, lleva ropa andina y porta un sinfín de miniaturas, principalmente productos de la canasta familiar, billetitos de dinero que no pueden faltar, se lo representa en pequeñas estatuillas hechas de diferentes materiales como cerámica, yeso, bronce o madera.  Según la tradición el Ekeko se encarga de llevar al hogar alegría fortuna y también de ahuyentar las desgracias,  muchos también consideran que tiene poderes para unir parejas, por estas razones aún se lo conserva en las casas paceñas, aunque en los últimos años su figura viene siendo una exclusividad de la feria, ubicada en el parque central de la ciudad.  

 Alasita 03  Alasita 04

Si encontramos la estatuilla en alguna casa, está situado en un lugar especial, se lo adorna con serpentina y mixtura y en determinados días de la semana o del año se le coloca en la boca un cigarro encendido, que atraerá la buena suerte y la fortuna, esto sí termina de fumar el cigarro, hecho que alertará a sus creyentes[1].

De ésta manera compartimos con ustedes otra de nuestra tradiciones, que sin duda se suma para destacar a Bolivia como un país con una diversidad de características culturales. Si no son de Bolivia y piensan visitarnos consideren estas fechas porque Alasita es inigualable y se puede admirar la mano de obra de artesanos/as muy hábiles, personas que durante el año se dedican a diseñar, construir y exponer al público su gran talento. 



Última actualización el Viernes, 15 de Abril de 2016 15:18